Convocatoria VDG/GBV

La crisis migratoria regional de Venezuela afecta de manera desproporcionada a mujeres, hombres jóvenes y niños, particularmente debido al mayor riesgo de violencia de género. De los venezolanos que han salido y cruzado fronteras internacionales, se estima que al menos el 40 por ciento son mujeres y que más del 25 por ciento son niños, niñas y adolescentes. Las mujeres y niñas migrantes a menudo son el blanco de las trochas, puntos fronterizos terrestres controlados por grupos criminales y redes de trata, lo que aumenta la probabilidad de que experimenten violencia sexual a cambio de facilitar un cruce.

Existe un creciente uso de rutas ilegales por parte de los migrantes venezolanos que ingresan al Caribe y muchas veces el paso se realiza por medio de traficantes. Estas rutas son particularmente peligrosas para mujeres y niños que son más vulnerables a la explotación, la trata de personas y la violencia de género.

A pesar de la generosidad y de los esfuerzos de los países vecinos por recibir a lovenezolanos, muchos gobiernos y comunidades están luchando por brindar servicios básicos a las comunidades migrantes debido a la falta de recursos e infraestructura y, hoy en día, los retos de una pandemia mundial. Con la falta de la documentación requerida para acceder a los servicios básicos en las comunidades receptoras, incluyendo atención médica, servicios legales y la posibilidad de obtener un empleo formal, muchos migrantes se ven obligados a ingresar a las economías informales.

Como resultado, las mujeres y las niñas frecuentemente ingresan a la economía informal para sobrevivir, lo que las pone en mayor riesgo de trabajo infantil y sexo transaccional. Incluso antes de que comenzara la crisis migratoria venezolana, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó que 126 millones de mujeres y niñas en América Latina y el Caribe trabajan en el sector informal por salarios bajos sin protecciones legales o sociales. A medida que continúa la crisis, especialmente en el contexto del coronavirus (COVID-19), es probable que estas cifras aumenten.

En Centroamérica y el Caribe, la situación se torna crítica. Según el Servicio Nacional de Migración de Panamá (SNM), mientras que 698 venezolanos ingresaron al país a través de áreas peligrosas y aisladas de la frontera panameña en enero de 2019, este número aumentó a más de 1.500 en enero de 2020.



Esto es lo que Podemos Hacer

El JuntosEsMejor Challenge se basa en la certeza de que el genio colectivo del mundo tiene la capacidad de desarrollar soluciones innovadoras para mitigar la crisis regional. Estamos buscando experiencia, ingenio, recursos y redes para desarrollar soluciones transformadoras para prevenir y responder a la violencia de género que experimentan los venezolanos en Trinidad y Tobago, Guyana y Panamá.

Además del financiamiento, los ganadores del Challenge serán elegibles para asistencia técnica, acceso a redes y socios potenciales, y publicidad.



Cómo Postular

Cualquier organización de todo el mundo puede presentar un enfoque transformador para abordar la violencia de género que sufren los migrantes venezolanos y sus comunidades de acogida, particularmente en Trinidad y Tobago, Guyana y Panamá.

Estas soluciones deben demostrar una sólida comprensión de las necesidades y prioridades de los venezolanos que sufren violencia de género y de las comunidades receptoras, y estar preparados para responder a circunstancias extraordinarias, como el COVID-19.

Las propuestas deben considerar que este programa finaliza en septiembre de 2021 sin posibilidad de financiación adicional del Challenge. Las solicitudes se revisan de manera continua, en el orden en que se reciben hasta el 30 de septiembre de 2020. Los fondos del Challenge se otorgan a través de la página para enviar solicitudes del Challenge.

Una vez que esté listo para enviar su solicitud, asegúrese de marcar esta casilla en el sistema: (i) violencia de género / gender-based violence (GBV).

Cómo saber si califica

Financiaremos soluciones que tengan el potencial de transformar las vidas de los migrantes venezolanos en riesgo de violencia de género, y de mejorar los recursos de violencia de género disponibles en sus comunidades receptoras. Estamos particularmente interesados ​​en soluciones que se dirijan a las poblaciones migrantes más vulnerables, como mujeres, niños, jóvenes, LGBTI, grupos minoritarios e indígenas, ancianos y sobrevivientes de violencia de género. Las soluciones deben adaptarse al contexto local y empoderar y colaborar con socios locales. Estas soluciones deben adaptarse al contexto cultural, incluyendo dinámicas de poder y normas sociales. Los tipos de soluciones pueden incluir:

  • Propuestas innovadoras para fortalecer los procedimientos de remisión y respuesta a la violencia de género en los sistemas del gobierno anfitrión y de la sociedad civil local, incorporando nuevas tecnologías para brindar servicios remotos a las sobrevivientes.
  • Soluciones transformadoras que aborden desigualdades, prácticas discriminatorias o dinámicas de poder, utilizando técnicas de cambio de comportamiento social para abordar la violencia de género en contra de los venezolanos en las comunidades anfitrionas; incluidos enfoques que responden a la violencia de género y concienciar a hombres y niños sobre cómo las normas culturales apoyan los ciclos de violencia.
  • Estrategias que ayuden a los migrantes venezolanos a ampliar las vías legales para ingresar a los países receptores y regularizar su estatus legal, permitiéndoles acceder a  servicios dentro de sus comunidades anfitrionas.
  • Fortalecimiento de los medios de vida en apoyo de mujeres, niñas, niños, hombres, y jóvenes venezolanos vulnerables y en riesgo, personas LGBTI, pueblos indígenas y sobrevivientes de violencia de género.
  • Nuevas formas de responder a la violencia de género que viven los venezolanos, y adaptar las respuestas al contexto de COVID-19.
  • Herramientas efectivas para prevenir y responder a la violencia de género en espacios públicos y privados.
  • Enfoques para fortalecer las referencias de violencia de género y los servicios sin barreras de los gobiernos y de la sociedad civil, promoviendo la atención informada sobre el trauma, en particular para los niños migrantes.
  • Esfuerzos probados para abordar la violencia de género, aumentando la capacidad de los funcionarios para identificar y remitir casos, equipar a los socorristas locales con procedimientos informados y sensibles para apoyar a los sobrevivientes.
  • Metodologías en línea que aborden la violencia de género y el acoso a migrantes venezolanos en Trinidad y Tabago, Guyana y / o Panamá.

Para obtener recursos adicionales, asegúrese de visitar la página del Challenge sobre lo que no estamos buscando, así como nuestros seminario web gratuito sobre cómo redactar una propuesta exitos y una lista de verificación de los criterios de participación para su solicitud.

JuntosEsMejor es una iniciativa global que busca identificar, financiar y escalar soluciones innovadoras de cualquier lugar del mundo para brindar apoyo inmediato a largo plazo los venezolanos y a sus comunidades receptoras afectadas por la crisis regional. JuntosEsMejor es una asociación entre la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

La información proporcionada en este sitio web no es información oficial del gobierno de los EE. UU. y no representa los puntos de vista ni las posiciones de USAID ni del gobierno de los Estados Unidos. La información proporcionada en este sitio web no representa los puntos de vista ni las posiciones del Banco Interamericano de Desarrollo, sus representantes o países miembros.