Reviviendo la Chispa de una Inmigrante: jóvenes venezolanos y brasileros construyen sueños y ciudadanía en equipo.   

Juntosesmejor/bettertogether Challenge

Enviar Mensaje

“Mi nombre es Eliezka Enmaely García Soto; soy inmigrante”. Así se presenta, con orgullo y humildad, esta talentosa joven venezolana quien también es periodista, bailarina, hija y miembro del programa Jóvenes Transformadores; una de las innovaciones adjudicadas del JuntosEsMejor Challenge en Brasil.

Eliezka 1

Eliezka García participante del programa Jóvenes Transformadores, adjudicados de JuntosEsMejor Challenge en Brasil. Cortesía de Eliezka García.


La decisión y el camino de salir de Venezuela y migrar a Brasil no fueron fáciles para Eliezka. Reconoce que la vida de los migrantes es dura, ya sea por circunstancias económicas o sociales- aunque muchas veces se juntan las dos cosas. Además, el hecho de que los migrantes no siempre conocen su lugar de destino añade una capa de incertidumbre y dificultad al dejar su tierra. Sin embargo, como Eliezka nos cuenta, las circunstancias no siempre dejan otras opciones. “Llegué a Brasil porque así lo decidí, ¿que si fui obligada? No. Yo podía continuar viviendo en Venezuela. [Pero] en Venezuela nadie puede prosperar, no en este momento…[Por eso] en mi cabeza y en mi corazón sabía que debía partir”.

Entre agosto de 2017 y 2019, cerca de 500.000 venezolanos habían cruzado la frontera hacia ese país escapando de las duras condiciones de vida en Venezuela. Brasil, país vecino, es visto por algunos migrantes como una nueva oportunidad para mejorar su calidad de vida, acceder a empleos y apoyar a sus seres queridos en Venezuela mediante el envío de remesas.

Eliezka inició su viaje con muchas preguntas, “¿Y ahora? ¿Qué sigue? ¿Dónde voy a trabajar? ¿Cómo voy a vivir? ¿Habrá forma de crear comunidad para mí acá?” Y Eliezka tenía razón en cuestionar. La mayoría de los migrantes venezolanos en Brasil tienen entre 20 y 30 años, y muchos son estudiantes. Ya en Brasil, tienen que navegar por una nueva cultura e idioma, así como lidiar con la incertidumbre adicional de si sus títulos educativos serán reconocidos, ya que existe un complejo proceso de acreditación. Además, los venezolanos a menudo enfrentan desafíos para obtener documentación legal para trabajar, lo que dificulta la integración con los jóvenes brasileños.

Al llegar a Brasil, Eliezka encontró recursos y manos amigas para rehacer su vida, abriéndose a espacios para participar en su nueva comunidad, contribuyendo y enriqueciendo su entorno. “...Una vez dentro de esta nueva tierra, es necesario plantar semillas y echar raíces, solo así creceremos y daremos frutos”, concluyó.

Una de las organizaciones que le extendió una mano fue el Instituto Terroá, líder del programa Jóvenes Transformadores; uno de los adjudicados del JuntosEsMejor Challenge. De hecho, Eliezka recuerda claramente el día en que se unió al programa. Recibió la información en un chat grupal, a través de un contacto de una organización de salud local que trabaja en alianza con el Instituto Terroá. El 20 de octubre del 2020, en medio de una época particularmente difícil debido a las repercusiones de la pandemia del Coronavirus, Eliezka se animó a enviar su solicitud para participar en la iniciativa. Confiesa que parte de ella se resistía, pues otras obligaciones y retos la abrumaban. Pero al final, el optimismo y resiliencia de esta valiente joven persistieron una vez más.

“Pero por el otro, me decía a mí misma: basta de aislamiento, vamos a encontrarnos en ese proyecto, aunque sea online, con personas que confío son maravillosas y tienen mucho que aportar para nuestra sociedad.Yo también tengo algo para aportar, solo debo aprender las herramientas para hacerlo”.

Y tenía razón. Jóvenes Transformadores es un programa de capacitación enfocado en el desarrollo de habilidades socioemocionales, emprendimiento, ciudadanía y sustentabilidad, dirigido a jóvenes brasileros y venezolanos, para prepararlos a ejercer mejor su ciudadanía y tener una mayor empleabilidad. El programa permite mayores conexiones para los jóvenes migrantes venezolanos que viven en las ciudades y comunidades de Brasil, combinando la misión de su organización con el desarrollo de habilidades y capacitación empresarial, el voluntariado, el compromiso cívico y el trabajo en equipo. Entre los cursos que forman parte del programa están: Integración del Emprendimiento, Juventud y Derechos Humanos, Migración y Emprendimiento, Juventud y Desarrollo Sostenible en América Latina.

Elizka 2

Eliezka García y sus compañeros de Jóvenes Transformadores reunidos y trabajando vía zoom. Imagen cortesía del Instituto Terroá.


Eliezka y su cohorte han tomado los primeros cursos sobre integración, inclusión y ciudadanía, y un grupo cohesionado de jóvenes brasileños y venezolanos está surgiendo. Trabajan juntos con pasión, y están aprendiendo cómo pueden ejercer el cambio en su entorno. En las palabras de Eliezka:

“El Programa Jóvenes Transformadores vino a mí para revivir aquella chispa que se había apagado dentro de tanta enfermedad, desesperanza y soledad. Lo mejor de esta experiencia es poder hacer ese intercambio cultural entre venezolanos y brasileros, descubrir que, aunque tengamos diferentes orígenes, somos parecidos en la percepción del mundo, en nuestras ganas de luchar y de construir una sociedad mejor. Eso es lo que me motiva a continuar en este proyecto, la esperanza de que podemos cambiar el mundo, hacerlo un poco más justo para todos, juntos construyendo lo increíble”.

Eliezka es una de 90 jóvenes que participan en el programa Jóvenes Transformadores, del que ya forman parte más de 200 jóvenes en las ciudades de Brasilia, Manaos y São Paulo.

Conoce más sobre la iniciativa visitando nuestra página web y síguenos en redes sociales en Instagram, Twitter y Facebook para recibir noticias y actualizaciones de todos nuestros innovadores y beneficiarios.

Escrito por Alexandra Anda; USAID Catalyst Project de Resonance Global.